miércoles, 23 de octubre de 2013

FAISAN.... Y SIGUE





____________________________________________________________
Apuntes del Siglo XX….y XXI
____________________________________________________________

 Muchas veces he sentido la tentación de hablar sobre el conocido y ya famoso “Caso Faisán”. Pero siempre pensé que era mejor contenerme y esperar a ver lo que decían los jueces. Pues bien, los jueces ya han hablado. Aunque la sentencia no es firme, y puede que haya modificaciones en instancias superiores. Pero da igual. Algunos tienen la costumbre de decir que respetan, como no podía ser de otra manera, las sentencias judiciales. Eso dicen, pero del dicho al hecho… Van a seguir pensando lo mismo; van a seguir pensando según el molde prefabricado de antemano.

Sí. Ya pueden decir los jueces lo que consideren, que el mensaje de algunos va a seguir siendo el mismo. Algunos se han atrevido a decir que se avergüenzan de ser españoles. Claro que yo podría decir también que me avergüenzo de tener en mi país personajes con la calaña que exhiben en su comportamiento. Lo mismo que han dicho desde el principio y que van a seguir diciendo, porque su juicio no es producto de una reflexión, es propia de un alegato interesado y propagandista.

Con el “Caso Faisán” está pasando lo mismo que pasó con el “Caso 11-M”. Digan lo que digan los jueces, diga lo que diga la policía, el atentado del 11-M “fue obra de ETA”. Un determinado sector de la derecha política y mediática lo dijo y lo ha seguido sosteniendo sin rubor alguno. Y si para ello hay que decir que los polvos de talco son un peligroso explosivo, se dice y aquí no ha pasado nada. Tan tranquilos.

Todo se ha montado para sustentar el principio de la “traición a los muertos”. ¿Alguien con “sentido común” esperaba que un juez dijera que la policía era colaboradora de ETA? Sí. Lo estaban esperando los que quisieran ver a Rubalcaba y a Zapatero cómplices del terrorismo. Un policía por ahí suelto podría hacerlo, pero vamos que lo hiciera por orden del Gobierno…

No. Por favor. Hay que respetar la POLÍTICA antiterrorista, porque es un asunto de Estado, de tremenda sensibilidad, y aceptar los resultados. Nos estábamos jugando el final de ETA, y algunos han sido, están siendo, unos irresponsables. El comando se detuvo, se desmanteló toda la infraestructura, y la banda terrorista ha dejado de matar. Y en vez de aplaudirlo… siguen con el Faisán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario