sábado, 17 de febrero de 2018

Jugar con las lenguas

Jugar con las lenguas, catalana o española, es una indecencia rechazable. Rechazable por donde se mire. Prometer que aprovechando el 155 el Gobierno de España va a imponer en los centros de Cataluña, utilizar la lengua española al menos un 30 %, es inoportuno, ridículo y contraproducente.

Es un tema tan sensible, que no se puede hacer por imposición, aprovechando la vigencia del 155. Es ridículo establecer porcentajes de castellano hablantes. Y es contraproducente porque es una provocación que se va a volver en contra. Se va a provocar rechazo a todo lo que venga de España. Otro fracaso más.

Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

viernes, 16 de febrero de 2018




Yo no lo haría


            Estoy en absoluto desacuerdo con que la lengua vehicular en Cataluña sea el catalán en exclusiva. Cataluña es una región de España bilingüe y como tal debe impartirse la enseñanza en ambos idiomas. Es preciso que se adopten las fórmulas para que los alumnos dominen con total normalidad el catalán y el español.

            Pero dicho eso, digo también, que aprovechar la imposición del 155 como una situación de excepcionalidad, para imponer el castellano como lengua vehicular es del todo  contraproducente. Es un tema de tanta sensibilidad que debe abordarse con serenidad, con diálogo, y en situación de normalidad.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com





Todo por España


            Ya puestos podría haber dicho: “todo por la patria”. Ahora nos estamos enterando de que Luis de Guindos quiere ocupar el puesto de vicepresidente del Banco Central Europeo, con un sueldo de casi medio millón de euros, por hacerle un favor a España; porque España tenga un representante en Europa.

            No sé si reír o llorar. Reír porque me acuerdo, por ejemplo de que el rescate a la Banca era un favor que le hacían a España, y que a los españoles no le iba a costar ni un euro. Llorar porque no sé si un banquero que procede el Lehman Brothers es el perfil más adecuado para afrontar los problemas que acucian a Europa y a España.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


Riñas en la derecha

La lucha que estamos viendo estos días entre Ciudadanos y el Partido Popular, tengo mis dudas de si es un verdadero y grave enfrentamiento en el campo de la derecha española, o es un puro teatro entre ambos. Dudo de si la aparición de Ciudadanos como presunto enemigo del PP es la implosión de todas las tendencias que coexisten en el seno de la derecha, o es una forma de repartirse los votantes.

¿Y por qué digo esto? Ciudadanos es un ejemplo clarísimo de lo que es oportunismo en política. Por iniciativa de ellos o por sugerencia del Ibex, están alrededor de la mesa del PP para recoger los desperdicios que inevitablemente se caen al suelo. Pero ¿de qué sirve ese discurso tan duro, en ocasiones, si después los apoyan en todo? Veremos.

Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

jueves, 15 de febrero de 2018




Bazofia pura


            No, Sr. Mayllo. Se equivoca, o quiere equivocarnos a los demás. No somos tontos. Vd. puede fijarse en la bazofia de quien denuncia la corrupción. La verdad es que su compañero de partido Francisco Granados no es un ejemplo a seguir. Pero la verdadera bazofia es la corrupción misma. No es quien la denuncia.

            La auténtica bazofia es que ya hayan caído los presidentes del PP de Baleares, de Murcia y de Madrid; que está a punto de caer el presidente del PP de Valencia; que vuela sobre sus cabezas la amenaza de caer Gallardón, Aguirre, y Cifuentes; y que si la Justicia sigue por este camino, tarde o temprano, le llegará la hora a Mariano Rajoy.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

miércoles, 14 de febrero de 2018




Renovar a Rajoy


            Tarea harto difícil, por no decir imposible. No lo echa ni una máquina quitanieves. Es la imagen viva del inmovilismo. Su supervivencia está apuntalada en no hacer nada, en esperar. Su obsesión es que no cambie nada. Si él está convencido de que todo va bien. ¿para qué va a trabajar en cambios?

            No hace nada contra la corrupción; no ha hecho nada por buscar una salida al conflicto catalán; no quita a ministros desacreditados, ni reprobados. Y no le ha ido del todo mal. Se ha mantenido más que nadie en el poder. Y además, ¿para qué se va a retirar? Si en el momento que inicie la retirada se va a armar la guerra interna en el partido.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

lunes, 12 de febrero de 2018

INVOLUCIÓN


El futuro será mejor
______________________________


¿Conservadurismo o involución? Ser conservador es una cosa y no hacer nada por avanzar es otra muy distinta. Conservar, todo o parte, de unos valores, es una opción legítima, del todo respetable. Todos tenemos, mucho o poco, algo de conservadores, pero de ahí, a no hacer nada, para que nada cambie, hay un buen trecho; pero de ahí, a que solo se trabaje con la mirada puesta en que nada se mueva; pero de ahí a luchar para que los privilegios de los que les ha ido, de los que les va, muy bien, no se mueva, repito, hay un largo recorrido.

Le criticamos al Partido Popular, y con razón, dos cosas que, en opinión de algunos, han sido letales, han sido enormemente dañinas para la sociedad, en especial para las clases medias y trabajadoras: “La desigualdad y la corrupción”. Pero hay algo mucho más sutil, más profundo, más determinante. Se llama “involución”, se llama “inmovilismo”; se llama “no se os ocurra tocar nada de esto” que a mí me va muy bien; “no toquéis nada que vienen los progresistas y se lo cargan todo”. A esta posición algunos le llaman ser moderados, hacer las cosas con sentido común, arreglar lo que otros desarreglan. ¡Cuidado que no toquen nada!

Las actuales estructuras organizativas, que para algunos son sagradas, son las que permiten que Guindos, pase tranquilamente, del ministerio de Hacienda, al Lehman Brother, del Lehman Brother al ministerio de Economía, para terminar en el Banco Central Europeo, y luego quien sabe dónde. Son las estructuras que permiten, a unos, llenarse los bolsillos, y a otros perpetuarse en el poder, perpetuarse en lugares de privilegio; son las estructuras que permiten recolocarse unos y otros. ¿Les vamos a exigir a esos que cambien las estructuras? ¡Qué risa!

Lo grave es, que esta posición se ha arraigado tanto en la sociedad actual que, muchos, conscientes o no, se han dejado contaminar. Las inercias de corrupción, desigualdad, enchufismos y “aporvechaos” se han instalado de tal forma, que lo percibimos como algo natural, habitual. Y mientras la sociedad no reaccione, seguiremos viendo gente que le viene muy bien agarrarse a ese carro. El PSOE tiene la obligación histórica, moral, y urgente, de acometer el cambio de esas estructuras, si queremos que la sociedad avance, si queremos acabar con la involución que favorece a unos pocos y perjudica a muchos.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com