viernes, 26 de mayo de 2017

DOS PETICIONES


______________________________________________
El futuro será mejor
______________________________________________



Quiero hacerle a Pedro Sánchez, como nuevo secretario general del PSOE, dos peticiones, una referida al funcionamiento del partido, y otra referida a la política nacional. Ambas encaminadas a relanzar al PSOE hacia los votantes que son y que fueron. Es una carta abierta, pero me gustaría que alguien se la haga llegar a sus manos. Es la hora de analizar el pasado para lanzarse al futuro, no para recrearse en él y buscar justificaciones; es la hora de que todos aportemos nuestro granito de arena. Aprovechemos este punto de inflexión para hacerlo ilusión y fuerza.

< Pedro: Creo honestamente que a estas alturas nadie puede negar que el claro posicionamiento de barones y notables hacia un determinado candidato a las primarias ha sido un error, para el partido y para los propios posicionados. He dicho siempre, y lo tengo escrito, que todas aquellas personas, que por una razón u otra, ejercen influencia en la posible decisión de los militantes no deben posicionarse; deben mantenerse al margen, por razones de elegancia, y por razones de interés. Las personas notables deben salvaguardar intacta “el ser referencia de todos”.
Por ello me atrevo a proponerte que se estudie la propuesta de incluir en los estatutos, que los cargos presentes, y los que lo hayan ostentado en el pasado, se abstengan de posicionarse a favor de un candidato. Aclaro; “solo en el caso de elecciones internas”. Yo lo considero una exigencia si queremos un partido nuevo.

La otra propuesta que te hago, en el ámbito de política nacional, es que el PSOE debe presentar una proposición de ley, en las Cortes, mañana mismo, por la que cualquier juez, fiscal o magistrado, esté obligado a apartarse del caso siempre que exista la más mínima relación partidista con el asunto a juzgar.
Es intolerable, indecente, perjudica enormemente al prestigio de quienes trabajan diariamente en la Justicia, la injerencia, -real o aparente-, que se está produciendo. No valen proposiciones no de ley, ni reprobaciones. El Partido Popular ha dado muestras de reírse de las reprobaciones. Se están cargando la confianza y el prestigio de la Justicia. La Justicia es de todos, y tenemos que defender su independencia; no puede estar al servicio de unos pocos >.



Julio García-Casarrubios Sainz


jueves, 25 de mayo de 2017



José Luis Corcuera


            Qué disgusto; qué pena. No sabe el Sr. Corcuera la tristeza que me embarga desde que me he enterado de su decisión de abandonar el PSOE. Supone una pérdida irreparable para la socialdemocracia. Tardaremos mucho tiempo en poder asimilarlo.

            No. No se crean que hablo en serio. La verdad, la verdad, es que estaba convencido, creía que no tenía carné desde que supe de sus intervenciones en ciertos medios televisivos, ejemplo de modernidad, de progresismo, de veracidad, de imparcialidad; medios que tienen por bandera la fiabilidad informativa. Ojalá y lo hubiese entregado entonces, porque ese tipo de personajes son los que contribuyen a desdibujar el perfil del PSOE.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


miércoles, 24 de mayo de 2017



Cosas de Pablo Iglesias


            Una moción de censura es una cosa muy seria, y no se puede tomar a chunga como lo hacen Iglesias y Rajoy. El discurso de que hay que echar a Rajoy es impecable: menos los del PP lo compartimos todos. Pero eso no es lo que hace Iglesias. Lo que hace Iglesias es una impresentable maniobra para poner en aprietos al PSOE. Y no se da cuenta, y si se da peor, de que el resultado va a ser el contrario a lo que dice su discurso. Va a permitir que Rajoy se ría.

Ya lo está haciendo. Se está tomando a chunga la moción de censura. ¿No sabe que es una cosa muy seria? ¿No sabe que es el Congreso el que pide que no puede seguir un día más en el Gobierno? ¿No sabe que va a seguir por lo mal planteada que está?


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


martes, 23 de mayo de 2017

YA SÉ TU NOMBRE


_____________________________________________
El futuro será mejor
_____________________________________________


<Hace 48 horas, te escribía sin saber tu nombre. El nombre me daba igual. Las urnas te han hecho pasar de ser un candidato a secretario general, a ser el secretario general Pedro Sánchez. Ya sé tu nombre y apellido. Confirmo mi promesa. Cuenta con mi total apoyo. Pero, ya te lo decía; no lo olvides; es un apoyo exigente. Y la exigencia no es enfrentamiento, no es guerra. No. Es todo lo contrario. No es tirar piedras a nuestro propio tejado. Es luchar por mejorar. Pensemos como los poetas de la generación del 98. Voy a ser muy exigente, con el punto de mira siempre puesto en tu éxito, que será el de la socialdemocracia, que será el de una enorme mayoría de españoles castigados por la desigualdad y la corrupción.
Pero de eso ya hablaremos. Ahora toca llegar al congreso dentro de un mes, con una Ejecutiva Federal integradora, un partido fuerte, unido y renovado. Con las heridas cicatrizadas, y con un proyecto de partido nuevo. Una organización que garantice en lo sucesivo la desaparición total de las luchas cainitas, y cualquiera de las malas actitudes que han dominado, en buena parte, la vida del partido desde que yo lo conozco, y que han sido una de las causas de desafección, de desprestigio.
Analizaremos lo ocurrido, analizaremos el pasado, pero con la única intención de programar, de proyectar el futuro. El pasado no se puede borrar, no se debe. Pero no como objetivo último, sino como objetivo necesario para ir adelante, con mejor salud, con ideología y actitud más firme y más honesta.
Todos habéis prometido en la campaña, generosidad por parte del ganador, y lealtad por parte de los perdedores. A ver si es verdad. Los líderes, los barones y notables que se posicionaron de parte de Susana, está claro que se equivocaron. Precisamente eran los más obligados a dar muestras de imparcialidad, a mantenerse al margen de la contienda. No lo hicieron. Pero eso no justifica que ahora falte la generosidad por tu parte y la lealtad por la de ellos.
Me voy a referir al que tengo más cerca, al que conozco personalmente. Pedro: llama inmediatamente a Emiliano. Olvidad los bofetones. Es tuya la iniciativa, la responsabilidad. Un contacto urgente, en Ferraz, en Fuensalida, o a medio camino en un hotel de carretera. Da igual. Hablad mucho; hasta consensuar una posición común y sincera para que en lo sucesivo federal y federados, no andéis a la gresca. Y así con todos los demás. Los deberes para esta semana.>


Julio García-Casarrubios Sainz




Las ranas crían


            ¿Cuántas veces le hemos oído decir a Esperanza Aguirre que a pesar de que ella ha tenido a su alrededor, bajo su responsabilidad, a más de quinientos cargos, sólo dos le han salido ranas? Ella lo decía y lo decía, y muchos no nos lo creíamos. ¡Qué mal pensados éramos! ¡Qué injustos!

            Ella tenía razón. Es que nosotros no teníamos en cuenta de que las ranas crían, y crían, hasta reproducirse más que las conejas. Tiras una pedreta al charco, y de un golpe aparecen 52 ranas más. Sí, sí; no se rían. Hoy, solo hoy, el juez amplia a 52 los imputados solo en el “Caso Lezo”.


Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com

lunes, 22 de mayo de 2017



Falta de respeto


            El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, comete una grave falta de respeto al Congreso de los Diputados. En una entrevista radiofónica dice que no le preocupa que el pleno del Congreso le repruebe; que tiene la conciencia tranquila de haber hecho todo con arreglo a Ley; que es consciente de la gran dificultad de sus decisiones; y que no le preocupa que otros opinen de otra forma.

            No Sr. Maza; no son otros, no son otras opiniones; no son cuatro personas cualquiera; son todos los diputados, menos los del PP, que son los representantes de la soberanía nacional; y no son opiniones; es la petición de una reprobación.


 Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


APOYO EXIGENTE




Sábado, día 20, día de vísperas. Me pongo a escribir cuando no se conoce al ganador de las primarias de mañana, día 21. No sé aún quien va a ser el secretario general del Partido Socialista a partir del día 22. No conocemos quien va a asumir la responsabilidad de levantar al PSOE.
Aun así me voy a tomar el atrevimiento de dirigirme a él, a tí. No sé tu nombre y apellidos, pero sé lo más importante: que eres quien va a tomar las riendas de una etapa que se avecina apasionante, en la que no caben ya los discursos vacíos.
<Tienes por delante una abrumadora tarea. Una tarea urgente que debes tomar con valentía, pero muy bien programada; con un orden establecido de prioridades. Debes distinguir las tareas de partido, de las tareas de gobierno. “Primero España y luego el partido”, habéis dicho alguno. Demagogia pura; soflamas; frases para levantar a un auditorio al que no tienes que convencer.
Dada la situación actual, lo primero es regenerar el partido; hacer del PSOE un partido unido, fuerte, y con las prioridades muy bien definidas. Y no me vengas con soflamas vacías, como si las masas fuésemos tontos o ingenuos.
Impulsa desde el primer día, las medidas necesarias para que desaparezca de la vida interna, esa inercia de acorralar al que gana unas elecciones hasta derribarlo; las medidas necesarias para que los candidatos y las listas se hagan en función de los méritos reconocidos por los militantes y no por procedimientos clientelares dirigidos desde el aparato; medidas para que las primarias sean, de una vez, lo que deben ser, y no lo que han sido.
Y respecto a España, desde el primer día, desde donde se esté, planes de choque para terminar, o al menos paliar, la pobreza, la desigualdad y la corrupción. Medidas claras, entendibles, y no volver a facilitar nunca más un gobierno que ha traído pobreza, desigualdad y corrupción. Posiciones en las que los militantes, los votantes, y los que se fueron, vean con claridad un partido que se ha dado cuenta de que ya no son dos los que participan en el juego, que son cuatro. ¿Pactar? Sí; pero desde una posición de salida fuerte, sólida, con personalidad propia; sin renunciar a su ideología y a su actitud, en aras de esa milonga de “un PSOE útil”.
Desde el primer día, cuenta con mi apoyo, pero un apoyo exigente, sin remilgos ni fariseísmos. ¿Interpreto bien lo que quieren los socialistas, los que están y los que se fueron? Se verá. Éxito y suerte; no para ti, para el PSOE>.


Julio García-Casarrubios Sainz