martes, 27 de septiembre de 2016


Todo pasa por el PP

            Ya. Ya ha terminado de aclararse definitivamente el líder de Ciudadanos. Ya ha llegado a la conclusión que quería llegar desde el principio. Lo que pasaba es que no lo estaba diciendo claro. Pero ya lo ha dicho. Ahora se comprende su itinerario.

            Primero pacta con Pedro Sánchez. Algunos ingenuos habíamos creído que era el principio del gobierno del cambio. Pero no. ¡Qué ingenuos! Era la estrategia para cerrar la puerta a Podemos. Ahora pacta con el PP, y le dice a Pedro Sánchez que la única salida pasa por el PP. ¿Y eso es por el bien de los españoles? ¡Qué listo!

Julio García-Casarrubios Sainz


lunes, 26 de septiembre de 2016

VOLVER A SU ESENCIA


_________________________________________________
Apuntes del siglo XX…. y XXI
_________________________________________________



Abstenerse el PSOE para facilitar un gobierno de Rajoy, en las actuales circunstancias, es la última de las opciones a la que podría optar, Pedro Sánchez. ¡Nunca! Si el Partido Popular fuese un partido liberal, conservador, democristiano, como rezan sus cánones, no estaría mal, al menos, analizar si merecería la pena renunciar a la socialdemocracia para favorecer la formación de un gobierno estable. Pero no es el caso. El Gobierno presidido por Rajoy ha tenido de todo, menos liberal, conservador y democristiano.

Ha sido un gobierno al servicio del poder financiero, y de sus bolsillos; de los bolsillos de ambos, de financieros y de políticos. Y mientras no se rearme en una derecha liberal, conservadora y democristiana, no puede gobernar. A no ser que sus votantes lo decidan. Es la democracia. Democracia fue elegir a Hitler, y pasó lo que pasó. Por eso, pienso que abstenerse para facilitar un Gobierno de las características del actual PP, es la peor de las soluciones, peor aún que ir a terceras elecciones. Que los electores ponen a Rajoy en el gobierno, que lo pongan, pero el PSOE que no lo haga.

La posición de Pedro Sánchez de proponer un gobierno con todas las fuerzas del cambio es la más coherente con la situación actual. Pero lo veo muy difícil porque Podemos y Ciudadanos se vetan mutuamente. Ambos están faltando a su palabra de luchar por acabar con las políticas de desigualdad y corrupción. Entones, ¿qué tiene que hacer el PSOE?

El PSOE tiene también pendiente su propio rearme, ideológico y ético. Tiene que dar un giro hacia su esencia socialista. Lo tiene que hacer, ya. Aparte de estrategias, que no entro, debe acometer esos cinco bloques a los que nos referíamos la semana pasada: “La regeneración de la vida política, la lucha contra la desigualdad, justicia y equidad en la presión fiscal, la recuperación de los derechos, y el equilibrio territorial gravemente amenazado”. En forma de propuestas parlamentarias desde mañana; porque el  Congreso de los Diputados no está en funciones, y los señores diputados están cobrando para trabajar. El PSOE, esté en el gobierno o en la oposición, tiene que volver a sus principios, y recuperar los cinco millones de desencantados.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com



jueves, 22 de septiembre de 2016



Decadencia del sistema


            La mejor forma para ser derrotado ante un ataque enemigo es no intervenir. Eso es lo que ha hecho la política, frente al poder financiero, frente a capitalismo salvaje. El poder financiero provoca a crisis asustado porque la sociedad estaba avanzando demasiado.

            Y una vez que la crisis ha explotado, una vez que la crisis ha frenado el avance social, la política se ha inhibido o se ha coaligado. Por eso se hace necesario revisar los cimientos de la democracia. O lo hacemos o el poder del capital internacional habrá ganado la batalla.



Julio García-Casarrubios Sainz



La calle y el poder


            Cuando un partido tiene sus raíces en la calle, adolece de pragmatismo político. Podemos ha llegado al poder como consecuencia de haber sido capaces de movilizar la calle. Eso es bueno, pero no hay que confundir la agitación de la calle, con administrar el poder.

            Pablo Iglesias sigue viéndose en la calle, mientras su correligionario Errejón empieza a darse cuenta de que ahora toca otra cosa. El liderazgo de Iglesias cometió el error de no dejar gobernar al PSOE y Ciudadanos, envenenado con el señuelo de que iban a ponerse por delante del PSOE. Todavía no han asimilado el error, todavía lo están recociendo.



Julio García-Casarrubios Sainz



miércoles, 21 de septiembre de 2016



La actividad de Rajoy


            Rajoy ha decidido, como  es habitual en él, no hacer nada. Dice que ha ganado las elecciones, y que todos los demás tienen que rendirse ante esa evidencia y apoyarlo para que sea de nuevo presidente del gobierno. Y si él se lo cree, ahí acaba todo.

            Ni una sola propuesta, ni el más mínimo intento de acercamiento, ni ofrecer salidas a crisis, ni propuestas para erradicar la corrupción. Nada. ¡Como va a hacer propuestas si todo lo ha hecho bien, si España está como nunca. Él se limita a decir todos los días: “Sánchez está bloqueando la situación impidiendo que sea él investido presidente”. Y ya está. Ahí termina todo su trabajo.



Julio García-Casarrubios Sainz

domingo, 18 de septiembre de 2016



El futuro del PSOE


            Aunque Pedro Sánchez diga que su mayor adversario son las encuestas, creo que el PSOE se las debería tomar en serio. Las encuestas, y los resultados electorales de algunos años hasta aquí.

            Si se cumplen las encuestas, o están no muy lejos de la realidad, el PSOE, en Galicia y País Vasco habrá sufrido un retroceso digno de tenerse en cuenta. Hay motivos más que sobrados para pensar qué es lo que pasa. Mientras no analice y reconozca esa realidad seguirá dando pasitos hacia atrás. Sus seguidores continuarán desencantados.



Julio García-Casarrubios Sainz





Sánchez el bloqueador


            Está de moda la palabra bloqueo. Rajoy es muy gracioso cuando utiliza la palabra bloqueo. Él no bloquea; el que bloquea es Sánchez por no apoyar a Rajoy. Rajoy es muy listo, y piensa que le habla a tontos: bloquea quien no lo apoya a él. ¡Ole ahí!

            Y los nuevos, ¿no bloquean? Los que prometieron acabar con las políticas de Rajoy con un gobierno del cambio, ¿Dónde están? Ahora los dos nuevos (Iglesias y Rivera) le dicen a Sánchez elije al otro o a mí. Y Sánchez contesta con mucha razón que son los vetos entre ellos los que están bloqueando la situación.


Julio García-Casarrubios Sainz