viernes, 27 de febrero de 2015

EL RETO DE LA EDUCACIÓN

___________________________________________________
Apuntes del Siglo XX….y XXI
___________________________________________________

Cuando oigo decir que el sistema educativo en España está muy mal tengo la sensación de que es una opinión interesada con el fin de vendernos otro sistema. Dicen que la Educación está fatal, pero en realidad no aspiran a que sea mejor; más bien, su aspiración va dirigida hacia la imposición de otro sistema, mucho más selectivo. Es verdad que hacen falta muchas correcciones y más adaptaciones; hacen falta muchas conversaciones, muchos análisis, y muchos acuerdos. Pero no lo confundamos con las intenciones de algunos, de cargarse el actual sistema.

Quieren que desaparezca el sistema establecido porque no priorizan la universalización de la enseñanza. No les preocupa en absoluto que la Educación llegue a todos, en las mismas condiciones de calidad, ni siquiera con las mismas oportunidades. Hay un sector de la sociedad, que más o menos conscientemente, desean lo contrario. Desean que la Educación sea un privilegio de unos pocos. Que les llegue a ellos y con eso basta.

Se basan en dos principios que llevan muy arraigados. -Para mí equivocados-. Por una parte “consideran que meter en el sistema a todos por igual, es en perjuicio para la calidad. En las aulas no se puede progresar a un ritmo normal. Los alumnos procedentes de niveles socialmente más bajos y sin motivación, entorpecen la buena marcha de los demás”. Y por otra parte, piensan que el sistema se hace insostenible. La sociedad no puede costearse una Educación universal. No hay dinero para que llegue a todos. “Es vivir por encima de nuestras posibilidades”.

Claro, en parte tienen razón, es más barato y más sencillo un sistema que alcance solo a los que se consideran con derecho a él. Un ejemplo muy sencillo: Es muy fácil enseñar, es muy fácil organizar una clase, si todos los alumnos tienen un nivel de motivación alto. Es muy fácil y muy barato, implantar un sistema, que vaya dejando en la cuneta a los que no sirven. Es muy fácil, y más barato, introducir un sistema al que solo vayan los que se lo pueden pagar. Pero el gran reto de una sociedad moderna es idear un sistema de calidad y que llegue a todos. Los países que más han avanzado por ese camino son los más desarrollados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario