viernes, 9 de octubre de 2015


Corrupción sistémica

Es verdad que en todos sitios cuecen habas; es verdad que un corrupto puede surgir en el seno de la mejor familia; es verdad que la corrupción no tiene color político.

Ahora bien: Conviene distinguir lo que es la corrupción como fenómeno individual, que puede aparecer como setas en cualquier humedal, y lo que es una corrupción organizada, perfectamente estructurada, dentro de una organización colectiva.

Tuvimos el ejemplo del PSOE en los años ochenta, y que afortunadamente desapareció; hemos conocido recientemente la corrupción que venía practicando desde hace años Convergencia de Cataluña, y estamos viendo la que afecta al Partido Popular de forma extendida, en espacio y tiempo. Es más: ahora nos estamos enterando de que cuando Aznar decía que socialismo era sinónimo de corrupción en los años noventa, ya tenían organizada la red corrupta más grande de España. Y eso no debe solventarse solo en los juzgados; hay responsabilidad política.

Julio García-Casarrubios Sainz
                                                                          http://juliocasarrubios.blogspot.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario